Desde hace mucho tiempo no vivo ni respiro más que para difundir el culto… #BeatoChaminade

Desde hace mucho tiempo no vivo ni respiro más que para difundir el culto…

Hay veces en que Guillermo José habla y escribe con el corazón lleno de afecto. Es propiamente lo que se descubre en la bellísima carta que el 5 de diciembre de 1825 escribe a los congregantes del seminario de Auch. Lo que ofrezco hoy es una expresión de la centralidad de María en la vida de Chaminade. Su convicción profunda es ésta: María es un principio de fecundidad en la Familia Marianista. En la medida en que su presencia cobra fuerza en nuestra vida, crece nuestra capacidad de atraer a otros, de contagiar la alegría de seguir a Jesús de esta comunidad que le pertenece y que quiere ponerse a su servicio. María en el corazón de la Familia Marianista; en el corazón del hombre que no muere, continuador de la obra evangelizadora y misionera de Chaminade.

Guillermo José Chaminade

Publicado en Chaminade, Crecer en la fe

Deja un comentario