Hosting: claves a tener en cuenta antes de contratar alojamiento web

hosting, web, alojamiento¿Qué hay que tener en cuenta antes de contratar un proveedor de hosting?

Partiendo de mi experiencia os ofrezco algunas claves importantes para tomar esta decisión. Para los que deseáis crear vuestro propio alojamiento al final de este artículo recomiendo una lectura relacionada que os será de gran ayuda.

Identifica tus necesidades

Cada proyecto tiene unas características determinadas. Si tu web va a albergar muchos y grandes ficheros tus necesidades de disco duro serán altas, si lo que buscas es un tiempo de respuesta bajo (alta velocidad de acceso) necesitas más capacidad de procesamiento y un proveedor ubicado en la región geográfica donde más público potencial puedas tener… En general estas son las necesidades básicas que puedes tener:

  • Disco duro: a más espacio más capacidad de alojamiento.
  • Memoria RAM: Si prevés que el número de peticiones simultáneas van a ser muchas necesitas más memoria RAM.
  • Procesadores (número y velocidad): A más velocidad y número mayor velocidad a la hora de atender las peticiones.
  • Megas de Transferencia: Si prevés mucho tráfico o tu web ofrece descargas de gran tamaño necesitarás mucha.
  • Ejecución de PHP y MySQL: Fundamental si quieres alojar un CMS como WordPress, Joomla o Drupal o quieres usar scripts programados en PHP, que son la mayoría.
  • Cuentas de correo: Suele ser habitual este servicio que nos permitiría tener una o más cuentas de correo asociadas a nuestro nombre de dominio.

También podemos identificar necesidades adicionales:

  • Disco en RAID: para aumentar la fiabilidad, evitar pérdida de datos, o parones a causa de averías en disco.
  • Disco SSD: lo cual aumenta enormemente el rendimiento del servidor y reduce el tiempo de respuesta.
  • Espacio para backup: si quieres tener una copia de respaldo de tu web y archivos en la nube debes contratar también este servicio
  • Alojamiento de dominio: Para quienes desean gestionar el dominio y hosting desde el mismo proveedor. Desde mi experiencia no es recomendable. Es más fácil conseguir mejores precios y servicio acudiendo a proveedores dedicados exclusivamente a la gestión de dominios.
  • Velocidad de transferencia: Si la velocidad de transferencia es clave en tu proyecto vas a necesitar un proveedor que te permita aumentarlo. No son muchos.
  • Ubicación geográfica: Pocos miran este parámetro pero es decisivo para reducir el Ping o lag de tu web. Si tu público objetivo es fundamentalmente de un país procura que tu proveedor tenga los servidores alojados en ese mismo país.
  • Réplicas espejo: Si deseas una velocidad de respuesta baja en varios lugares del planeta necesitarán un hosting que replique tu web en tiempo real entre servidores alojados en distintos lugares del plantea.
  • Ejecución de ASP, CGI, SSL, Python, Perl… u otros lenguajes de programación en los que estén codificadas las aplicaciones de tu web

Hay otras muchas opciones que quizás tengas que valorar en función de tus necesidades: sistema operativo, directorios con contraseña, documentos de error personalizables, acceso a logs, creación de cuentas FTP, creación de listas de correo, creación de subdominios, reventa o cesión de la gestión de subdominios, Application Pack, backup de correo, antivirus, firewall, IDS, alias de correo, filtro anti spam, autorespuestas de correo…

Las nuevas soluciones de hosting en la nube permiten configurar parámetros sobre la marcha y aumentar, por ejemplo, tu disco duro y memoria ram a petición, por lo que puedes comenzar contratando unos servicios mínimos e ir ampliándolos conforme crezcan tus necesidades.

Tipo de hosting

  • Dedicado: Se reserva exclusivamente un servidor web físico donde se aloja tu sitio web y tienes control total sobre él. Los recursos de CPU y RAM son solo tuyos y puedes alojar varios dominios o sitios web. Este es uno de los tipos más caros de web hosting, utilizado por grandes empresas o profesionales de Internet.
  • Compartido: Compartes espacio y recursos en el servidor con otros sitios web. Tu sitio web es pueden sufrir demoras si los demás están absorbiendo los recursos compartidos de la máquina del servidor y también puedes tener inconvenientes como vecinos utilizando sitios de apuestas de Internet. Este es uno de los tipos más baratos de alojamiento web y también el más utilizado en la Web.
  • Virtual: Recibes tu sitio web alojado en una máquina virtual que se ejecuta dentro de un servidor compartido. Cada máquina virtual tiene su propio sistema operativo independiente que puede ser reiniciado sin afectar a otros sitios web, pero utiliza los recursos compartidos del servidor web (CPU, RAM, etc). Este es uno de los más nuevos tipos de alojamiento web y llena la brecha entre los dedicados y de alojamiento compartido. Tienes un espacio independiente de hosting que utiliza los recursos compartidos de una máquina que no es exclusivamente tuya para su utilización y control.
  • Gestionado: Compras un servidor web dedicado para tu uso exclusivo, pero no tienes acceso a tus archivos de sistema, que se reservan a la empresa de alojamiento. No tienes que preocuparte por la administración de los servidores, pero no tendrás el control sobre tus archivos principales y datos, lo que puede ocasionar temas de privacidad y asuntos legales.
  • De co-location: Eres dueño de un servidor físico que se puede personalizar a tu propio placer. Puedes agregar más memoria RAM, espacio en disco, instalar un mejor rendimiento de la CPU, lo que sea. Si acordado, también puedes elegir por no obtener ningún apoyo de la empresa de alojamiento. También eres plenamente responsable de tu sitio web y el servidor. Esta es la forma más cara de alojamiento web disponible.
  • Cloud hosting: Puedes alojar tu sitio web en un clúster de servidores y comprar sólo los recursos y tráfico que tu sitio web utiliza, pagando mediante el uso del servicio. Este tipo de alojamiento web económico y versátil, quizás una de las mejores opciones para alguien que comienza y prevé que su proyecto crecerá con el tiempo

Servicio de atención al cliente

Esta es una cuestión que no se valora al principio pero que con el tiempo se vuelve imprescindible. Personalmente he llegado a valorar este punto como uno de los más importantes. He contratado servicios de hosting muy económicos pero que dejaban mucho que desear a la hora de responder a incidencias. En este ámbito el refrán de ‘lo barato sale caro’ es totalmente aplicable.

Te recomiendo que busques un proveedor que te garantice un tiempo de respuesta rápido ante incidencias, esto se paga, por supuesto. A lo largo de la vida de un proyecto es posible que la máquina en la que se aloja tenga problemas de caída de tensión, daños en disco duro, ataques… en estos casos, una atención rápida es un verdadero alivio. No hay nada peor que tener el servidor caído y que tus usuarios se quejen, pierdas indexación en Google, y empeore tu reputación.

Asegúrate de que controlas el idioma en el que se te ofrece el servicio técnico. Es fácil encontrarse con que casi todos los proveedores ofrecen soporte en inglés, pero no siempre en español. Si no dominas el inglés ten cuidado donde te metes, hacerse entender en temas técnicos sin un buen dominio de la lengua puede llegar a ser una pesadilla.

Para conocer la reputación de un proveedor y de su servicio de asistencia busca en Google los siguientes términos: “nombreProveedor opiniones” “nombreProveedor quejas” “nombreProveedor estafa” “nombreProveedor review”… y fórmate tu propia opinión. Ten en cuenta que a veces los comentarios buenos o malos en foros y webs están pagados por las propias empresas o sus competidoras. En este mercado hay mucha y agresiva competencia. Be smart.

Presupuesto: ¿cuánto estás dispuesto a invertir?

El dinero, lo he dejado para el final adrede. Es fácil caer en la trampa de comenzar por aquí, y dejarse seducir por ofertas increíbles. Piensa que cuando alguien te ofrece un servicio muy barato es porque el soporte técnico y la asistencia post venta es seguramente mínima o inexistente, que el vendedor será un revendedor que ni siquiera tiene en propiedad las máquinas y la tecnología, y que no podrá atender tus incidencias de primera mano. Por esto huye de precios alucinantes y busca primero empresas que tengan en propiedad las máquinas y un servicio técnico y post venta real, a partir de ahí estudia las ofertas de las distintas casas. Si no tienes mucho presupuesto comienza con un hosting en la nube con pocos requerimientos y ves poco a poco aumentándolo conforme crezca la demanda. Elige bien, pensando que vas a estar muchos años trabajando con esa empresa, siempre puedes cambiar, pero es un trastorno que te recomiendo evitar, y la mejor forma es elegir bien desde el principio.

Alojamiento propio

Si lo que quieres es dar el salto del hosting alojado a tener tu propio alojamiento este libro te enseñará cómo hacerlo y con un lenguaje y explicaciones comprensibles para todos los públicos: Web Hosting for Dummies

 

La entrada: Hosting: claves a tener en cuenta antes de contratar alojamiento web fue publicada por primera vez en smdani.com el día: Enero 2, 2015
Daniel Pajuelo Vázquez, SM
Después de mucho luchar y brevemente amar a ratos saboreamos la eternidad, nuestro destino final.
Publicado en Feed, Internet, Marketing Digital, Tecnología Etiquetado con: , ,
0 Comentarios en “Hosting: claves a tener en cuenta antes de contratar alojamiento web
1 Pings/Trackbacks para "Hosting: claves a tener en cuenta antes de contratar alojamiento web"
  1. […] Hosting: claves a tener en cuenta antes de contratar alojamiento web smdani.marianistas.org/hosting-mejor-… […]

Deja un comentario