Desde hace mucho tiempo no vivo ni respiro más que para difundir el culto… #BeatoChaminade

Desde hace mucho tiempo no vivo ni respiro más que para difundir el culto…

Hay veces en que Guillermo José habla y escribe con el corazón lleno de afecto. Es propiamente lo que se descubre en la bellísima carta que el 5 de diciembre de 1825 escribe a los congregantes del seminario de Auch. Lo que ofrezco hoy es una expresión de la centralidad de María en la vida de Chaminade. Su convicción profunda es ésta: María es un principio de fecundidad en la Familia Marianista. En la medida en que su presencia cobra fuerza en nuestra vida, crece nuestra capacidad de atraer a otros, de contagiar la alegría de seguir a Jesús de esta comunidad que le pertenece y que quiere ponerse a su servicio. María en el corazón de la Familia Marianista; en el corazón del hombre que no muere, continuador de la obra evangelizadora y misionera de Chaminade.

Guillermo José Chaminade

Publicado en Chaminade, Crecer en la fe

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.