Mi única ambición es aquella de encender el fuego del amor divino en toda Francia

Mi única ambición es aquella de encender el fuego del amor divino en toda Francia

Esta es la pasión evangelizadora y misionera de Chaminade expresada en pocas palabras al director del Seminario de Auch en su carta de 5 de diciembre de 1825. En su vida, el amor de Dios es lo primero y siente una fuerte llamada a contagiarlo, a extender esta experiencia fundante que cambia la vida. La vida marianista es así: encarnada en diferentes países, presente en lugares y situaciones diversas, quiere expandir la buena noticia del amor de Dios a través de las distintas obras de evangelización. ¡Ojalá Chaminade nos conceda renovar cada día este entusiasmo!
Guillermo José Chaminade

Etiquetado con: , , ,
Un comentario en “Mi única ambición es aquella de encender el fuego del amor divino en toda Francia
  1. VICTORIA GUAMAN dice:

    La ambición de P. Chaminade que tenia en 1825, debe ser hoy digna a imitar en el lugar donde uno esté, contagiando el amor de Dios a través de la evangelización sin desmayar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.